Queralbs

Pardines

Beget

Ripoll

Camprodon

Vic

San Joan de les Abadesses

Setcases

A pocos kilometros nuestro podreis disfrutar de numerosos pueblecitos con mucho encanto. Tres de ellos forman parte de la leyenda de Tierra de Condes y Abades: Sant Joan de les Abadesses, Campdevànol y Gombrèn. 
Sant Joan de les Abadesses cuenta con un importante patrimonio histórico y arquitectónico. Su monasterio del sigo IX es sin duda la construcción más destacada. Junta tres estilos artísticos: románico, gótico y barroco. La iglesia, del siglo XII, cuenta con una talla del siglo XIII de gran valor artístico. Otros elementos destacables de la iglesia son la tumba del Beato Miró y el bello retablo de San Agustín. Uno de los lugares más bellos del monasterio es su claustro, del siglo XV, en cuyo centro hay una pila bautismal del siglo XII. Cuenta la leyenda que el maléfico Comte Arnau, figura mítica de la historia de Cataluña, visitaba cada noche a la abadesa Adelaisa y entraba al monasterio por un camino subterráneo que le llevaba directamente al claustro. Y es que la figura del Comte Arnau (conde Arnaldo) es de vital importancia para entender la historia y las tradiciones del Ripollès. En este sentido, recientemente se ha inaugurado en el palacio de la Abadía de esta localidad, justo al lado del monasterio, un centro de interpretación dedicado a este símbolo legendario de Cataluña.Por último, otro lugar de visita recomendable es el Molí Petit (molino pequeño), que pertenecía al monasterio de Sant Joan de les Abadesses. En este lugar se puede ver cómo funcionaban los antiguos molinos harineros y cómo vivían las personas que se dedicaban a este oficio. Este lugar es también un sitio perfecto para la observación de aves.

Campdevànol, no tiene un gran legado arquitectónico pero cuenta con unos excelentes recursos naturales. Muestra de ello es el Camino Real de Campdevànol que va desde la localidad del mismo nombre a Gombrèn. Es un camino muy agradable para hacer ya sea a pie o en bici. Transcurre junto a la ribera del río Merdàs, afluente del Freser, y a lo largo de él te encuentras con espacios naturales de gran belleza como la Font del Querol. De camino al castillo de Mataplana es obligado hacer una parada en el Gorg dels Banyuts, una poza de gran belleza que, según la leyenda, es la entrada al mismo infierno. La tradición cuenta que el pérfido Comte Arnau se encontró en esta poza a unas hadas y les pidió tres deseos: una espada para ser invencible, una bolsa que siempre

Indispensable

Pueblecitos con mucho encanto


estuviera llena de monedas de plata, y una piedra de la belleza que lo convirtió en un verdadero seductor. Gombrèn: castillo de Mataplana y santuario de MontgronyEl castillo perteneció al Comte Arnau de Pallars, barón de Mataplana, personaje histórico que vivió en el siglo XIV y que secree que pudo inspirar la leyenda del Comte Arnau. El Comte de Pallars muere en el año 1376 lleno de deudas y el castillo pasa a ser propiedad del monasterio de Sant Joan de les Abadesses. Estas tierras se convirtieron en una explotación agrícola y el castillo cayó en el olvido. En el municipio de Gombrèn, encontramos el santuario de Montgrony, un bello lugar en el que tradición y religiosidad van de la mano. En la cima se encuentra la iglesia de Sant Pere de Montgrony, una bella construcción románica del siglo XII. Para llegar hasta ella hay que subir 144 escalones. Cuenta la tradición popular que el Comte Arnau fue condenado a vagar como alma en pena por las tierras del Ripollès por no pagar la soldada a quienes construyeron esa escalera. En la Hospedería del Santuario de Montgrony está previsto que se inaugure en breve una exposición sobre Otger Cataló y los nueve barones de la Fama, héroes legendarios que fueron los primeros en luchar contra los sarracenos. 

Una excursión recomendada: Camprodon
Merece la pena hacer una escapada a Camprodon por su cercanía. Es una pequeña población de unos 1700 habitantes, ubicada en la confluencia de los ríos Ritort y el Ter. De visita obligada son el Pont Nou (Puente Nuevo) y el Museo Isaac Albéniz, dedicado al mundialmente conocido compositor catalán que nació en esta localidad.Camprodon cuenta con varios edificios de estilo modernista como el Casal Camprodoní y el bello Hotel Camprodon. Ambas construcciones se encuentran en la Plaza del Doctor Robert, uno de los impulsores del veraneo en la localidad a finales del siglo XIX. Al final de la calle Valencia se encuentran dos bellos ejemplos de arquitectura religiosa: la iglesia de Santa María, del siglo XIV, y el Monasterio de Sant Pere del siglo XII, cuyo interior es cada año el lugar de celebración del Festival de música Isaác Albénic.

Besalú

Castellfollic de la Roca

Reservas:  +34 616 946 863